Nadie me ha cancelado, pero ahora tengo tu atención. Cada día es más común que la gente “cancele” cantantes, actores y demás porque hicieron algún comentario homofóbico, racista, machista o incluso por cometer delitos como violación sexual. Cancelar es una forma de indicar que no compartimos ciertos valores y por lo tanto, no estamos dispuestos a financiar la vida del cancelado consumiendo lo que crea. Todos tenemos cola que nos pisen, pero no todos tenemos la mirada pública en todo lo que hacemos o decimos. ¿las personas cancelan por la satisfacción de señalar al otro o por verdadera responsabilidad social?

Comments are closed.